Clubes Pro en FIFA 23: Donde se cumplen los sueños

En Clubes Pro, el modo 11vs11 de FIFA 23, cada jugador controla a su propio personaje, te damos nuestras claves para triunfar en equipo.

Quizás no sea tan popular como Ultimate Team, pero el modo Clubes Pro de FIFA lleva años despertando la pasión en muchos de nosotros. El modo de 11 contra 11 de FIFA 23, en el que cada jugador controla a su propio personaje, te permite disfrutar de una experiencia de simulación más cercana a la realidad que otros modos, capaz de tocar la fibra sensible a cualquier amante del fútbol.

La premisa es sencilla: cada jugador debe crear su propio personaje, personalizando sus características físicas, posición y otros detalles como las botas, la altura de las medias u otros aspectos estéticos. También deberéis crear vuestro club, en el que tendréis un completo editor de uniformes y estadios que os permitirán vivir vuestros propios colores. A partir de ahí comienza lo bueno.

Atributos, arquetipos y perks

Deberás jugar partidos y cosechar buenas actuaciones para conseguir puntos de atributo, puntos que invertirás en mejorar (como consideres oportuno) las características físicas y técnicas de tu personaje.

¿Quieres ser un mediocentro organizador como Busquets centrado en el pase, la defensa y el buen control de balón? ¿Crees que no necesitas tanta defensa y es mejor destacar en los pases largos como Kroos? ¿O quizás prefieras tener una capacidad física apabullante como Vieira?

Las posibilidades son infinitas, pero la decisión es tuya y podrás modificar tu personaje todas las veces que necesites hasta encontrar la combinación de atributos que mejor se ajusten a tu estilo.

clubes-pro

A la hora de mejorar tu personaje dispondrás principalmente de tres factores:

  • Atributos: Son la mejora más directa, la mayoría de ellos te otorgarán pequeñas subidas en los atributos específicos de tu personaje, como Intercepciones, Aceleración o Tiros lejanos, aunque algunos mejorarán tu habilidad con la pierna mala o la capacidad de realizar filigranas.
  • Arquetipos: Ubicados al final de cada rama de atributos, suponen un salto cuantitativo importante a cambio de muchos puntos: si quieres especializarte en ciertas áreas, deberás alcanzarlos. Es conveniente saber que aunque en el menú de resumen de tu personaje solo se muestren tres arquetipos, podrás tener todos los que quieras.
  • Perks: Las perks, equivalentes a las insignias en NBA2K, son los modificadores pasivos de Clubes Pro que se activarán en ciertas situaciones para darte una mejora. Por ejemplo, la perk Pase de Precisión hará que tu personaje realice mejor los pases rasos (más velocidad, precisión y efecto) así como te otorgará 5 estrellas de pierna mala al realizar este tipo de pases, con lo que prácticamente al hacer pases rasos serás ambidiestro. A medida que subas de nivel desbloquearás más variedad de perks y podrás tener un máximo de 3 al mismo tiempo.

Clubes Pro: El modo para jugadores de equipo

Sin embargo, lo especial de Clubes Pro no es el poder crear a tu personaje para llevar a cabo tu fantasía (para eso ya existe el modo Carrera), sino que el factor diferencial es la posibilidad de poder jugar junto hasta 10 compañeros en partidos donde se recompensarán muchas más cosas que el talento individual.

Vuestro equipo no solo deberá coordinarse para repartir las 11 posiciones, sino que en este modo se premiarán los planteamientos tácticos acertados, la especialización de cada jugador en un rol concreto, el posicionamiento constante, las coberturas, la química, los automatismos y, sobre todo, la atmósfera dentro del equipo.

Todo lo anterior es importante, pero nada de lo anterior funcionará igual de bien si no existe el ambiente adecuado, y es aquí donde sale a relucir lo tremendamente único del 11vs11 en Clubes Pro: Es muy difícil coordinar a un grupo tan grande de jugadores (con frecuencia más de 11) en un juego con tantas interdependencias y en el que la la culpa de lo malo y el mérito de lo bueno siempre están sutilmente repartidos.

Nuestra experiencia tras 7 años compitiendo en 11vs11

Igual que cada persona es distinta, cada grupo es distinto, por lo que no existe una única forma de plantear los proyectos exitosos. Para nosotros, en este mundillo el éxito se divide en dos premisas:

  • Jugar cada semana mejor que la anterior
  • Que la mayoría del tiempo la gente disfrute de la experiencia

De que estas dos premisas se cumplan dependerá lo más importante en cualquier actividad de ocio, especialmente un deporte de equipo: que la gente quiera seguir en el proyecto.

Esto se debe a algo muy sencillo: si la gente no se lo pasa bien, es cuestión de tiempo que no haya equipo, y si en Clubes Pro no eres capaz de reunir a 11 personas cada noche, estarás en desventaja clara frente a quien sí las tiene.

clubes-pro

Igual que hemos visto a gente vivir momentos inigualables, hemos visto a gente pasar temporadas auténticamente lamentables en Clubes Pro, pero también sabemos de primera mano que existen una serie de factores que pueden ser tratados de forma consciente y que, de forma conjunta, permitirán hacer justicia a lo increíblemente satisfactorio de jugar en equipo. Gracias a ellos hemos mantenido un bloque de jugadores a lo largo de los años, consiguiendo llegar a varias finales, competir títulos de primera división e incluso ganarlos.

Claves para que un equipo de Clubes Pro funcione

  • Definición clara de las jerarquías dentro del equipo. No puede haber cinco personas haciendo ajustes durante un partido, ni puede tener el mismo peso en el club un veterano que un recién llegado. Lo contrario solo va a conducir a roces, caos e individualismo.
  • Filtrado estricto del tipo de personalidades que forman parte del equipo. Un equipo coordinado y compenetrado puede ser un fracaso absoluto si se toleran (o peor, incentivan) actitudes tóxicas. A largo plazo siempre aportará más un jugador mediocre con buena actitud que un pro egocéntrico.
  • Hay un momento y tono para las críticas. Los mejores ajustes siempre se hacen fuera del furor de un partido, tampoco es buena idea que un jugador debata con el capitán en público durante el partido. Sin embargo, es fundamental que exista un flujo de comunicación, con lo que la mejor forma de asegurarlo será poner atención a cuándo, pero sobre todo cómo se hablan las cosas.
  • En el fútbol, el colectivo está por encima del individuo. Si para ti es más importante lucirte que hacer que el equipo funcione, este no es tu deporte. Deberás respetar el plan conjunto para facilitar la coordinación, prestar mucha atención a tus decisiones y al efecto que estas tendrán sobre el equipo, porque salirse del plan en un momento concreto puede funcionar, pero salirse del plan constantemente nunca funciona.
  • El posicionamiento es un reto constante. Enfoca tu posicionamiento como un reto de deducción y anticipación constante, en el que tus movimientos afectarán a tu equipo y al rival de mil formas distintas. Es igual de dañino un defensa que abandona su posición para atacar donde no debe que un atacante que abandona su posición para defender donde no debe.
  • La especialización y la familiaridad son claves. Cuando juegas 200 partidos de lateral en Clubes Pro, entiendes mucho mejor el resultado de tus acciones, dónde suelen estar las acciones clave, los riesgos asumibles y los errores graves. Si cambias de posición constantemente (o tu equipo de formación) no podrás interiorizar ese aprendizaje, así como tampoco podrás desarrollar química con los compañeros que te rodean. No existe mayor placer que ser parte de un grupo al que conoces y en el que confías.
  • Identifica, valora y potencia tus virtudes. Todo el mundo tiene facilidades para unas cosas u otras. Si se te da bien defender y pasar, es más importante destacar en esas dos áreas que intentar constantemente meterte en situaciones de regate y tiro, si eres bueno finalizando, no intentes ser Messi yendo a recibir el balón de tu defensa. Esto es un juego de 11vs11 en el que cada compañero debe encajar para que el resultado global sea bueno, no un show de habilidades en el que lucirte haciendo una segada, un regate, un pase al hueco de rabona y después acabar la jugada con un gol de chilena.
  • La táctica es el techo de cristal más recurrente. Si tu equipo no tiene buenos regateadores, no es buena idea jugar con una formación que requiere de dos extremos con desborde para funcionar; Una defensa de tres centrales funciona mejor contra dos delanteros que contra tres; si el rival te presiona hombre a hombre en todo el campo, es mejor salir en largo. Todo este tipo de cuestiones deben trabajarse para encontrar soluciones a problemas, o si no tu equipo rendirá por debajo de sus posibilidades. Te recomendamos empezar con herramientas sencillas como TacticTab para trabajar con tus compañeros.
  • Aunque el plan sea bueno, sin paciencia no hay resultados. Puede que tengas jugadores fantásticos, un capitán inteligente, una atmósfera espectacular, comprendas el meta de Clubes Pro y además los dioses del fútbol estén de tu parte. Pero para desarrollar la química o descubrir soluciones a tus carencias necesitarás ensayo y error, análisis y planes, experimentos y conclusiones. Roma no se construyó en un día.

¿Quieres venir a jugar con nosotros a Clubes Pro?

Si lo que hemos comentado te suena bien y buscas un equipo con el que vivir tu fantasía de ser parte de la élite del fútbol, pásate por nuestro Discord y conoce a los miembros de Strike Back, nuestro equipo de eSports centrado en Clubes Pro.

SEO, CM, IT y redactor. Mi alma máter debió ser Hogwarts.

Deja un comentario