¿Cuál es el mejor mando para PC?

Te explicamos en profundidad las principales opciones y claves a las que debes prestar atención a la hora de elegir el mejor mando para PC.

Si eres jugador de PC y quieres disfrutar de las innegables ventajas que ofrecen los mandos para ciertos juegos (especialmente juegos deportivos), es posible que te encuentres con un dilema a la hora de decidir cuál es el mejor mando para PC.

Debido a la amplia oferta que existe hoy en día, existen muchas opciones con sus propias ventajas y desventajas, a continuación te daremos los detalles para que puedas realizar una elección basada en factores objetivos, pero antes de ello hay una serie de cuestiones que es mejor aclarar.

No existe un único mejor mando para PC

Al igual que a la hora de elegir un coche o una moto, te encontrarás con mucha gente que te recomendará un mando u otro como el mejor mando para PC, y todos ellos tienen parte de razón.

Esto se debe a que cuando tenemos una amplia gama de posibilidades, es casi imposible que una única persona haya podido experimentar todas en igualdad de condiciones, a esto se suma el hecho de que hoy en día existen varias opciones muy sólidas.

Aquellos que han jugado durante años en PlayStation o Xbox con frecuencia preferirán los mandos de sus respectivas plataformas para jugar en PC, y detrás de esto se encuentra nada menos que la memoria muscular: la capacidad de nuestros músculos para memorizar ciertos movimientos de forma precisa, una memoria muscular que se ve seriamente condicionada por algo tan sencillo como que el stick izquierdo esté encima o debajo del D-Pad.

Teniendo esto en cuenta como parte de la ecuación, debemos ser conscientes de que sí existe el mejor mando para PC, pero tu mejor mando para PC no tiene por qué ser el mismo que el de otra persona.

¿En qué fijarse para elegir el mejor mando para PC?

Todos tenemos preferencias y necesidades distintas, por lo que tanto si estás buscando el mando que objetivamente se ajuste mejor a tus necesidades, todavía no te has acostumbrado a un mando en concreto o estás pensando en buscar otra opción que se ajuste mejor a ti, te dejamos los factores a los que deberás prestar atención para que puedas tomar una decisión informada.

  • Cable o inalámbrico: La mayoría de mandos inalámbricos cuentan con la opción de utilizar cable, aunque aquellos que no son inalámbricos cuentan con cables de longitud considerable. Si te es indiferente, deberías tener en cuenta que cuando usas un cable puedes olvidarte de la batería y además tienes un tiempo de respuesta más bajo, lo cual es fundamental para rendir en condiciones a niveles competitivos.
  • Mando grande o mando pequeño: Pese a que los principales mandos del mercado tienen un tamaño similar y este funciona bien para niños o adultos con las manos de un tamaño normal, si tienes las manos particularmente grandes es probable que la mayoría de mandos se te hagan pequeños. Presta atención a la separación entre botones y a las opciones especialmente recomendadas.
  • Sudoración y resbalones: Huye de los mandos con acabados lisos y plásticos de mala calidad si no quieres tener resbalones. Este problema se incrementa si vives en un sitio donde hace mucho calor o tienes tendencia a la sudoración en las manos, por suerte cada vez más mandos incluyen superficies rugosas en sitios específicos así como ciertos tipos de polímero más porosos que te ayudarán a estar cómodo.
  • Compatibilidad: Aquellos mandos que no sean de XBOX o no estén basados en su modelo siempre tendrán más problemas de compatibilidad en PC, empezando por las divergencias en el símbolo de los controles (el juego puede decirte que pulses la X de XBOX, situada en el Cuadrado de PlayStation), pero que quizás haga que en algunas plataformas ajenas a Steam tu mando no se reconozca automáticamente o sencillamente no cuentes con todas las opciones que ofrece tu mando, como los gatillos adaptativos.
  • Durabilidad: Los mandos más caros tienden a tener materiales más resistentes, con lo que si no quieres tener que comprarte un mando nuevo cada dos por tres, mejor invertir en un mando de calidad. Dicho esto, aclarar que los potenciómetros, principal causa de muerte de los mandos y encargados de discernir cuánto y cuándo estás moviendo el stick, suelen provenir del mismo fabricante en la mayoría de mandos oficiales y contar con una durabilidad aproximada de 500 horas de uso. Ten en cuenta que pese a lo difícil de sustituir los potenciómetros, por legislación, ahora los productos vendidos en España deben tener una garantía de tres años en condiciones normales.
  • Precio: No le puedes pedir lo mismo a un mando de 20€ que a un mando de 170€, aunque ambos sirvan para exactamente lo mismo. Existen normalmente tres tramos de calidad-precio en relación a los mandos: La gama baja tiende a recortar en todo lo innecesario y ofrecer un mando simple pero que cumple, resultando en un precio asequible para cualquier bolsillo. La gama media ofrece mayor calidad de los materiales y durabilidad, pero no suele incluir demasiadas funciones adicionales, con lo que debería ser la inversión más segura. A la gama alta se le presupone la calidad de los materiales y, además, funciones extra relativas a los perfiles de sensibilidad, pero prepara el bolsillo porque no son mandos baratos.

Los mejores mandos para PC y sus diferencias

Teniendo en cuenta las diferentes variables , hemos realizado una lista de candidatos a mejor mando para PC, así como sus principales virtudes y defectos en función de su precio.

Diswoe – Genérico de 360

Diswoe Mando Genérico de 360

Pese a que existen otros mandos genéricos para XBOX 360 (compatibles todos ellos con PC), este modelo de Diswoe se ha consolidado como un buen relevo del icónico mando de Microsoft.

Con un cable USB de 2 metros es robusto y quizás algo grande al tacto, aunque no por ello menos ergonómico. Los sticks presentan más resistencia que la acostumbrada en los mandos modernos y carece de algunas de las mejoras ergonómicas que sus sucesores sí han aplicado, como la rugosidad en la superficie de agarre o en los sticks.

Por el precio habitual (en torno a 20€) este icónico mando se presenta como el mejor mando para PC dentro de la gama baja, aunque debes ser consciente de lo que estás comprando: un buen mando sin ninguna clase de lujo y con una durabilidad más limitada.

Microsoft – XBOX Series X/S

Mando Microsoft XBOX Series X/S

Continuando con el exitoso modelo de mando realizado para XBOX One (imitado incluso por Sony en PS5), para la nueva generación Microsoft opta por mantener el mismo diseño general pero realizando una serie de mejoras importantes.

Que la simpleza de su diseño no te confunda: este mando es ergonomía pura. La parte trasera de la carcasa cuenta con un acabado rugoso que sumará enteros a tu comodidad, al igual que sticks, gatillos y LB-RB.

Al igual que en XBOX One, el mando de XBOX Series X/S es inalámbrico (necesitarás que tu PC tenga bluetooth o adquirir el pincho USB específico de Microsoft) aunque cuenta con la opción de conexión mediante cable, en este caso un cable tipo USB-C, una gran mejora en comparación con el Micro USB que se usaba en el mando de XBOX One y que presentaba problemas de holgura demasiado pronto.

Si usas el mando de forma inalámbrica, te alegrará saber que como es tradición en los mandos de XBOX, podrás utilizar baterías o pilas AA.

La botonera frontal ahora tiene algo más de espacio en relación a la carcasa, evitando así la mayoría de los habituales encasquillamientos por dilatación térmica de los materiales, aunque deberás prestar atención a limpiarlo periódicamente. Los botones LB y RB han sido ligeramente rediseñados para que el mando detecte las pulsaciones débiles en los extremos, así como los sticks han dado un paso más hacia la sensibilidad, rehuyendo de la resistencia excesiva y continuando así la tendencia iniciada por su predecesor.

El D-Pad ha sido rediseñado para favorecer las direcciones diagonales, y en la sección central este mando añade un nuevo botón para compartir capturas y vídeos de forma sencilla. El sistema de vibración cuenta con cuatro rotores (dos abajo, dos arriba) para crear un mayor repertorio de vibraciones, pero no está al nivel del Dualsense5 con su vibración háptica.

Por un precio de 60€, se consolida como el mejor mando para PC en la relación calidad-precio, sin lujos ni sobrecostes prohibitivos.

Sony – DualSense para PlayStation 5

Sony DualSense para PlayStation 5

DualSense 5 abandona la plataforma mantenida desde el primer mando de PlayStation para buscar un modelo más ergonómico y sospechosamente similar al de XBOX One, pero lo hace bajo sus propios términos y virtudes.

En el apartado ergonómico, los sticks se mantienen a la misma altura con la intención de no romper la memoria muscular de su base de usuarios, y al igual que su contraparte de Microsoft también cuenta con polímeros rugosos en sticks, carcasa trasera, gatillos y L1-R1, estos últimos con un diseño que en comparación al de XBOX Series X/S quizás adolecen de unas formas demasiado similares a las de los gatillos.

Las conexiones también pueden ser mediante inalámbrico (bluetooth) o cable tipo USB-C, pero a no ser que tu PC tenga bluetooth, deberás comprar un pincho USB que te abra esa posibilidad, pero recuerda que si usas el inalámbrico deberás tener una batería de emergencia, ya que el mando no soporta pilas.

El mando cuenta con algunas opciones muy interesantes que van un paso más allá respecto a sus competidores:

  • Gatillos adaptativos: Los gatillos ofrecen resistencia en ciertas situaciones de juego para representar, por ejemplo en los juegos de conducción, la imposibilidad de bajar de marcha cuando ya estás en primera.
  • Vibración háptica: El sistema de vibración ha dado un salto generacional en DualSense, creando un enorme repertorio de vibraciones adaptadas a las situaciones del juego. Si lo pruebas te enamorarás.
  • Panel central táctil: El panel central del mando ofrece algunas funcionalidades para navegación y jugabilidad que pueden ser interesantes.
  • Iluminación LED: El mando cuenta con varias tiras LED integradas que se adaptarán a las diversas situaciones del juego, no es precisamente una revolución sensorial pero tampoco está de más.

Sin embargo, a la hora de jugar en PC te encontrarás con que estas funcionalidades solo están disponibles en un puñado de títulos, con lo que es posible que solo puedas disfrutar de una o ninguna de ellas en tu día a día. Y es precisamente aquí donde DualSense tiene problemas para los usuarios de PC: La compatibilidad.

No solo algunas funciones no estarán disponibles, sino que además es posible que en plataformas de juego ajenas a Steam (como UPlay o Epic) te veas obligado a descargar software específico para que los juegos detecten el DualSense como un mando, problema que no existe en los mandos de XBOX. Además, en algunos juegos la interfaz reconocerá tu mando como un mando de XBOX, invitándote a presionar botones con la nomenclatura de XBOX que tienen un símbolo distinto en el DualSense.

Por su precio habitual (85€) el mando de PlayStation 5 se posiciona dentro de la gama media-alta de gamepads, pero quizás los sobrecostes atribuídos a las funciones especiales (como la vibración háptica) no valgan la pena teniendo en cuenta los problemas de compatibilidad de DualSense con muchos títulos de PC. Eso sí, si vas a jugar a alguno de los juegos que tienen compatibilidad con sus funciones, DualSense es el mejor mando para PC a nivel sensorial.

Nacon – Revolution Pro Controller 2

Nacon Revolution Pro Controller 2

Si estás buscando un mando de gama alta que vaya un paso más allá a la hora de competir, el Revolution Pro Controller 2 de Nacon es una de las opciones más populares del mercado.

En relación a algunas de las características básicas, el mando tiene compatibilidad con PC, Mac, PS4 y PS5, pero no con los juegos nativos de PS5. La conexión se realiza mediante un cable de 3 metros de tipo USB-C, cuenta con el clásico conector para auriculares y una original banda de LEDs personalizable alrededor del stick derecho.

Pero lo llamativo de este mando es que, sobre una plataforma que mezcla los mandos de XBOX One y DualShock4, Nacon nos presenta en este mando una serie de funcionalidades que te ayudarán a dar un salto cualitativo en tu rendimiento.

El mando cuenta con dos botones adicionales en los grips y una serie de modos personalizables, que mediante un sencillo ajuste en la parte trasera del mando te permitirán cambiar a distintas configuraciones (personalizables mediante software) de la sensibilidad de gatillos, sticks o vibración.

Además de las ventajas a nivel de software, el mando cuenta con pesos intercambiables para que encuentres el equilibrio y peso óptimos de tu mando.

Los materiales son de primera calidad y cuenta con superficies especialmente rugosas en los grips y en el stick izquierdo, así como el plástico de la carcasa es en general más poroso de lo acostumbrado.

Sin embargo, el mando cuenta con algunas cuestiones mejorables, como los problemas con su software o el excesivo tamaño y poca distancia entre los botones de acción, que lo hacen poco apropiado para personas que no tengan los dedos finos. También falla el diseño de su D-Pad a la hora de utilizar direcciones diagonales.

En resumen, si buscas un mando premium con varios perfiles personalizables, el Revolution Pro Controller 2 de Nacon es el mejor mando para PC, aunque con matices: ofrece muchas ventajas para después fallar en cuestiones simples.

Si tienes las manos grandes o no piensas ponerte a trastear con los perfiles, no vale la pena pagar los 100€ a los que se suele comercializar.

Thrustmaster – eSwap Pro Controller

Thrustmaster eSwap Pro Controller

Considerado por muchos como el mando de gama alta modélico, eSwap Pro Controller busca cubrir dos nichos como mejor mando para PC: El de los jugadores competitivos y el de aquellas personas hartas de tener que comprar un nuevo mando cada pocos meses porque el potenciómetro del stick se ha estropeado y hace movimientos involuntarios o drift.

Los sticks y el D-Pad son modulares, con lo que puedes intercambiar sus posiciones a tu antojo o comprar recambios (alrededor de 20€ la pareja) cuando el stick de problemas, sin necesidad de deshacerte del mando completo. Además, existen módulos específicos (también vendidos por separado) para juegos de conducción, mejoras en la ergonomía o simplemente personalización estética, por no hablar de que aquellos más familiarizados con un mando de PlayStation o XBOX podrán elegir la ubicación del stick izquierdo que prefieran.

El concepto de este mando no reside únicamente en lo modular, pues también cuenta con dos perfiles personalizables de cuestiones como la sensibilidad de los joysticks o la zona muerta de los gatillos. El mando también ofrece cuatro botones en la parte trasera muy convenientemente ubicados para evitar pulsaciones accidentales. La ergonomía y calidad de los materiales es, cuanto menos, notable.

En cuanto a la conectividad, existen ciertas quejas en relación a que un mando de gama alta no ofrezca posibilidad de inalámbrico, pero la realidad es que añadiría otro sobrecoste y remaría en contra de la filosofía del mando: ser un mando óptimo para competición.

Aunque el eSwap Pro Controller sea un digno candidato a mejor mando para PC, no todo es perfecto: El mando se comercializa a 170€ y hay un número preocupante de reseñas negativas en internet señalando, precisamente, que los sticks de Thrustmaster presentan drifting antes de lo que deberían.

Evidentemente, puede ser una cuestión de mala suerte o malas remesas, pero por este precio recomendamos encarecidamente a los compradores que recuerden (una vez más) que los mandos vendidos en España tienen una garantía de tres años. Si compras un mando de gama alta que da errores al poco de empezar a usarlo, que sea la empresa la que asuma el problema y no tú.

Hyperkin – Duke

Hyperkin Duke

Probablemente, la reedición más esperada de un clásico moderno, y lo es por en un buen motivo. Hyperkin, en colaboración con Microsoft, reedita el mando de la XBOX original pensando en los nostálgicos, pero sobre todo en los jugadores con manos grandes.

En su día, los ingenieros de Microsoft buscaron crear un mando con una ergonomía que destacara en un mercado casi monopolizado por el icónico formato de DualShock. Al hacerlo, crearon un mando tremendamente voluminoso pero sorprendentemente ergonómico. Hoy en día, en un mercado donde los mandos han virado hacia el concepto de una talla para todos, el Hyperkin Duke llega como agua de mayo.

La ubicación de los gatillos y joysticks está claramente dirigida a jugadores con manos grandes o incluso normales, pero desde luego no pequeñas. Prueba de ello es no solo lo enorme de su volumen comparado, sino también la disposición de botones, gatillos y LB-RB.

El Hyperkin Duke vió la luz hace ya unos años contando con una agradable pantalla LCD central que emula la secuencia de arranque de la XBOX original así como un conector Jack de 3.5mm para los auriculares, pero en 2021 se reeditó una vez más para añadir compatibilidad con XBOX Series X/S e, incluso más importante: hacer que su conexión USB sea mediante un cable trenzado USB-C, mucho menos problemático que el micro-USB.

La calidad de los materiales, pese a carecer de superficies rugosas, es la acostumbrada en los mandos de XBOX (buena), pero el gran inconveniente de este mando es su precio, que oscila alrededor de los 145€.

En resumen, Hyperkin Duke es un mando de gama media con el precio de un mando de gama alta, la diferencia en el precio se puede explicar fácilmente en la fuerza de la nostalgia y/o la fuerza de la necesidad: si tienes las manos grandes, este es el mejor mando para PC.


SEO, CM, IT y redactor. Mi alma máter debió ser Hogwarts.

Deja un comentario