Los mejores juegos Indie: Poco presupuesto, mucha calidad

¿Buscas un nuevo juego indie con el que desconectar y viajar a otros mundos? Echa un vistazo a nuestra selección de los mejores juegos indie.

Qué es un juego indie

Antes de hablar de algunos de los mejores juegos indie habría que hablar de qué es, en realidad, un juego indie. Hablamos de un juego indie cuando ha sido desarrollado por un estudio independiente, compuesto por una o pocas personas y sin una gran compañía moviendo los hilos.

Sin embargo, debido a las peculiaridades de los juegos desarrollados por estos pequeños estudios independientes, en mi cabeza (y en la de mucha más gente) los juegos indies han acabado asociándose con el tipo de producto que llega al consumidor y no tanto con la compañía que los ha desarrollado.

¿Cómo son los juegos indie?

Un juego indie es un juego desarrollado por un pequeño estudio, sí, pero lo que mejor los ha acabado definiendo es el hecho de que, debido a su reducido presupuesto, se ha tendido a recortar en algunas cosas, con frecuencia los efectos gráficos, las animaciones, la ausencia de voice acting y un largo etcétera.

Sin embargo, estas premisas en las que el juego ha recortado se ven compensadas con frecuencia por algunos elementos muy refrescantes, como la creatividad en cuanto a mecánicas y concepto, un apartado artístico muy cuidado y con frecuencia original, puzzles desafiantes y sorprendentes, y por último pero no menos importante; muchísimos menos problemas de optimización y pulido, el cual nos ahorrará frustraciones a nivel de rendimiento y los convierte en juegos ideales para consolas portátiles como Nintendo Switch, Steam Deck o Asus ROG Ally.

(Algunos de) los mejores juegos indie

Existen multitud de títulos indie realmente buenos y disfrutables, y seguramente algunos (o muchos) de los mismos no se encuentren en esta lista. No te sulfures si tu indie favorito no se encuentra en esta lista, la finalidad de esta lista no es sentar cátedra sobre cuáles son los mejores, sino ayudarte a descubrir nuevos títulos con los que desconectar, relajarte y viajar a otros mundos.

Braid (2008)

Braid

Desarrollado por un total de dos personas (un desarrollador y un artista), Braid fue el primer videojuego indie al que jugué, y guarda un lugar especial en mi corazón como uno de los principales vanguardistas del género.

Con un estilo artístico único y unas mecánicas que giran en torno a la posibilidad de retroceder en el tiempo, Braid ofrece una amplia variedad de puzzles que pondrán a prueba tu capacidad de deducción en una línea temporal que no va en una única dirección, volviéndose sorprendentemente divertido y difícil (muy difícil) sin caer en el umbral de lo innecesariamente frustrante.

Project Zomboid (2013)

Project Zomboid

Así es como moriste. Esta reveladora frase te dará la bienvenida en cada partida de Project Zomboid, haciendo toda una declaración de intenciones acerca de lo que vas a encontrar en el juego. Elige el trasfondo y las peculiaridades de tu personaje y lánzate a la aventura junto a tus amigos en el apocalipsis zombie.

En esta ocasión, el apocalipsis zombie estará representado en un motor gráfico simple (pero bonito) con una enorme profundidad a través de elementos propios de los RPG, el base-building y un entorno realmente desafiante pero orgánico, en el que podrás interactuar con miles de elementos gracias a la década de desarrollo que Zomboid lleva a sus espaldas, así como a su riquísima comunidad de modders en Steam Workshop.

Day Z creó un nuevo género al mezclar el contexto de un apocalipsis zombie con los famosos walking simulator, pero no sería una locura afirmar que, durante la última década y en desarrollo constante, Project Zomboid ha llevado el género a su punto álgido.

No dudes en pasarte por el Discord de Comunidad Gaming y conocer nuestro propio servidor de Project Zomboid, donde hay gente jugando todos los días.

The Banner Saga (2014)

The Banner Saga

Lidera un grupo de personajes en un viaje épico, donde estarás al mando de tu grupo de aventureros durante la guerra contra los Dredge, una raza de monstruosos seres de piedra que ha invadido los territorios humanos.

The Banner Saga es un videojuego de rol y estrategia táctica ambientado en un mundo de fantasía nórdico. El juego ofrece una narrativa realmente rica así como un sistema de decisiones morales que afectarán a tu historia, en la cual deberás tomar decisiones que afectarán a la trama y las relaciones entre tus personajes.

Además, The Banner Saga cuenta con profundo sistema de combate por turnos en tablero que viene acompañado por elementos como la gestión de recursos o la exploración, todo esto representado mediante un estilo artístico en 2D que recuerda, positivamente, al de películas clásicas de animación como Merlín el Encantador.

Abzû (2016)

Abzu

Soy de ese tipo de personas a las que le encanta que los videojuegos sean difíciles, muy difíciles. Me encanta que los juegos supongan un reto y me obliguen a estrujarme los sesos para encontrar la forma de conseguir mi objetivo. Sin embargo, al César lo que es del César: Abzu me demostró que un juego no tiene por qué ser difícil para poder disfrutarlo.

Abzû no requerirá que te estrujes la cabeza para resolver puzzles, perfecciones tu memoria muscular para clavar el timing o encuentres la build adecuada para pasártelo. Para expresar lo único de Abzû se podría decir que se parece más a un magnífico documental sobre el fondo marino de la BBC que a un videojuego, sin por ello dejar de ser una experiencia interactiva y realmente entretenida.

The Long Dark (2017)

The Long Dark

Cada año desde 2018, al llegar el invierno y el frío hay dos cosas que disfruto como un niño pequeño: Las sopas calentitas y una semana jugando a The Long Dark. La receta (del juego, no de las sopas) es simple pero espectacular.

Estás solo en invierno las montañas de Alaska, una tormenta electromagnética ha destruído todos los vehículos y aparatos que funcionaban con electricidad y ha alterado en el proceso a los lobos, volviéndolos agresivos con los humanos. Deberás encontrar la forma de sobrevivir todo el tiempo posible, valiéndote para ello de lo que la humanidad ha dejado atrás, la carne de aquello que puedas cazar y aquello que puedas fabricar.

He jugado a muchos survivals: Day Z, War Z (también conocido como Infestation), SCUM, Green Hell, Among Trees y muchos otros buenos walking simulators de supervivencia, pero en mi humilde opinión y aunque su modo historia sea muy prescindible… The Long Dark se lleva la palma.

Battle Brothers (2017)

Battle Brothers

En un oscuro mundo medieval de fantasía los peligros afloran en cada bosque, pantano y recodo del camino, mientras que las aldeas sufren con frecuencia las incursiones nocturnas de criaturas terroríficas y los bandidos no tienen piedad alguna con los mercaderes de las mismas. Es un contexto en el que no te gustaría vivir, pero es también el contexto ideal para las bandas de mercenarios que buscan lo que buscan todas las bandas de mercenarios: gloria y riquezas.

Battle Brothers es un juego basado en combates tácticos por turnos e inspirado principalmente por el folklore medieval alemán. En el juego liderarás a tu banda de mercenarios mientras recorréis las distintas aldeas y burgos (generados por un seed aleatorio) y harás frente a cataclismos periódicos como invasiones de orcos o guerras entre nobles, todo esto aumentará enormemente la capacidad de rejugabilidad del juego, una rejugabilidad que se agradece teniendo en cuenta que Battle Brothers es un juego duro, muy duro, en el que por fuerza te encariñarás con tus hombres (los cuales evolucionarán mediante un sistema muy satisfactorio) y por fuerza sufrirás en el alma cada vez que uno de ellos sufra cualquier tipo de mutilación o muera.

Kenshi (2018)

Kenshi

Kenshi, a diferencia de otros indies que suelen contar con una fórmula simple pero acertada, cuenta con una fórmula increíblemente compleja pero, también, acertada. Al igual que otros indies prescinde de ciertos elementos como la calidad visual, pero lo compensa con creces al crear un mundo de posibilidades en un juego que sorprende por su dureza y su profundidad.

Kenshi utiliza mecánicas propias de juegos RPG, tactics, supervivencia, mundo abierto y city-builders, todo ello ambientado en un árido y peligroso mundo poscapocalíptico donde la vida vale muy poco y las distintas facciones viven en un conflicto permanente, una ambientación que te sumerge desde el primer momento pero que también te lo pondrá muy, muy difícil, premiando a aquellos jugadores que sean capaces de construir su propia narrativa, una narrativa que con frecuencia acaba de forma trágica.

Tunic (2022)

Tunic

Eres un pequeño zorro y tienes que salvar a tu madre. ¿Necesitas algo más para jugar a Tunic? Pues prepárate: el apartado visual y sonoro de Tunic es una auténtica maravilla. El sistema de puzzles es el más difícil que he jugado en mi vida y con mucha diferencia. El sistema de combate es simple, desafiante y lo suficientemente profundo como para no ser aburrido ni tedioso.

La mejor forma de describir Tunic sería decir que Dark Souls y Zelda han tenido un hijo, pero el hijo tiene la licenciatura, el máster y el doctorado en cómo hacer Puzzles para videojuegos. A lo largo del juego irás encontrando pistas que te ayudarán a resolver los puzzles, pero no esperes que te lo pongan fácil ni en el combate ni, especialmente, en los puzzles. Si te gustan los juegos difíciles, Tunic se convertirá en tu juego favorito, y si no me crees presta atención:

Cuando jugué a Tunic estuve stremeando las partidas en el Discord de Comunidad Gaming, donde un buen amigo estuvo viendo mis andanzas. Ante un puzzle que no conseguía resolver estuvimos una hora realizando cálculos en lápiz y papel (no exagero en el tiempo, aunque sí en mi contribución) porque mi buen amigo tenía una teoría completamente enrevesada, disparatada y absurda sobre cuál era la solución al puzzle. Le debí de decir unas 10 veces que no iba a funcionar, pero por amor a nuestra amistad decidí seguirle el juego. El muy desgraciado tenía razón.

El hecho de que ningún otro puzzle en el juego estuviese relacionado con cálculos me dejó claras cuatro cosas:

  • Es el juego más difícil que he jugado nunca
  • De vez en cuando hay que confiar en tus amigos, aunque parezca que se han vuelto locos
  • Mi amigo está igual de loco que el desarrollador del juego, Andrew Shouldice, que tardó la friolera de 7 años en crear esta auténtica locura
  • Que este juego tan solo ganase 2 BAFTAs y perdiese el GOTY indie de 2022 a manos de Stray es un sacrilegio.

Dredge (2023)

Dredge

No sabes quién eres ni qué haces aquí, pero has naufragado en un pequeño archipiélago en el que necesitan a un nuevo pescador, y ese vas a ser tú. Los lugareños te facilitarán un barco y antes de que te des cuenta estarás pescando todo tipo de peces, mariscos y chatarra, mejorando tu barco y haciendo encargos para los lugareños, pero están pasando cosas extrañas en la zona y tú, con tu pequeño barco, quizás puedas averiguar algo sobre lo que está pasando.

Dredge ha sido mi descubrimiento del año, pues he encontrado en Dredge que se vale de un arte precioso y unas mecánicas curiosamente relajantes pero también desafiantes, haciendo de la experiencia algo realmente adictivo. Conviértete en un lobo de mar y aprende a encontrar el delicado equilibrio entre aprovechar las riquezas del mar y faltar al respeto a sus peligros, disfruta la satisfacción de llegar a puerto con el barco cargado antes de que lleguen la noche y sus peligros.

Cocoon (2023)

Cocoon (videojuego)

Alienígena: Adjetivo. Extraño, no natural. Tras estrujarme los sesos durante las 5 horas que dura Cocoon me sigue resultando muy difícil explicar qué era el personaje que he encarnado o qué he hecho, dónde he estado o a qué me he enfrentado. Todo en Cocoon hace honor al término alienígena y queda claro que los desarrolladores se han esforzado por hacer de la experiencia un auténtico viaje a otra realidad.

En Cocoon viajarás constantemente entre dimensiones, resolviendo puzzles que (créeme) no se parecen a nada que haya visto, y en tu aventura recorrerás distintos mundos con biomas, mecánicas, flora, fauna y mecanismos totalmente distintos. Encontrarás algunos hilos conductores que son comunes a los distintos mundos, dejados atrás por no se sabe muy bien quién o qué, pero lo que está claro es que deberás encontrar la forma de continuar avanzando, y para ello necesitarás pensar de forma creativa (muy, muy creativa) para poder avanzar. No sabrás muy bien hacia dónde o por qué, pero puedes estar seguro de una cosa: Cocoon es un juegazo.

Endless Dungeon (2023)

Endless Dungeon

Navegando por una misteriosa región del espacio pierdes el control de tu nave. Ante ti aparece una enorme estación espacial y no puedes evitar estrellarte contra ella, pero en la misma te encuentras con un grupo de supervivientes que, al igual que tú, están atrapados en la estación junto a un sinfín de criaturas y robots con intenciones poco amistosas. Es en este momento en el que, a la fuerza, te convertirás en un aventurero cuyo único objetivo es conseguir avanzar a través de la estación… aunque ya que estás, ¿por qué no disfrutar de la aventura?

Ideal para ser jugado en equipo con tus amigos, Endless Dungeon recoge la fórmula de su predecesor (Dungeon of the Endless) y la traslada a un formato de twin-stick shooter en tiempo real, además de prescindir del pixel-art para apostar por un estilo cartoon más apto para todos los públicos pero que continúa siendo excelente en cuanto a la calidad artística. El juego sigue siendo duro, muy duro, pero nos llevará de fase en fase de la mazmorra, resistiendo oleadas, abriendo puertas, consiguiendo mejoras, construyendo torretas y consiguiendo armas hasta que cuando volvamos a mirar el reloj… descubramos que han pasado dos horas y estábamos disfrutando como cuando éramos críos.

SEO, CM, IT y redactor. Mi alma máter debió ser Hogwarts.

Deja un comentario